martes, junio 20, 2006

...a las 22:51, otro nuevo hackeo fue lanzado a la red...

Actitud Starbucks

"Un olor a madera y un golpe de aire cálido con gusto a café tostado me pega en la cara cuando abro la puerta de vidrio...

...he llegado a una sucursal del Mundo Starbucks, en Chile. "


Me gusta Starbucks. Me gusta el café que sirven allí, me gusta su decoración, me gusta que hayan sillones en vez de sillas que invitan a conversar rápido e irse pronto. Me gusta que se pueda leer. Me gusta la música ambiental. Me gustan las baristas, cómo no, son lindas... (bueno, la mayoría).

Pero hay algo que odio de allí.

Hace tiempo que no voy al Starbucks, de repente extraño estar allá, y tomarme alguno de los ricos cafés que venden allá.

Pero entonces recuerdo lo que odio de allí, y ya no extraño tanto.

¿Y qué es esa fuerza misteriosa? ¿de donde nace esa relación amor-odio con una cafetería?

Pues bien, muy rico será el café, y muy lindo el local y las baristas... pero me carga esa "Actitud Starbucks".

"...gente conversando, buena música...

...camino hasta el mesón, medio dormido por lo cansado que vengo... (si no estuviera cansado no habría elegido un local de café) y entonces salta por sobre el mesón una pelirroja de ojos saltones enfundada en un delantal verde, luciendo una sonrisa de oreja a oreja, al tiempo que se dirige al rincón donde estoy..."

Ella: HOLA! ¿¿QUE VAS A QUERER HOY??
Yo(pensando): (ZZZzz... ¿¿¡Duh!?? ¿me habla a mí? ¿me perdí de algo?)
(no hay nadie más acá, así que me debe estar hablando a mí.)

(¿Me conoce?)

(...haciendo memoria a ver si la he visto antes...)

(memoria-memoria-memoria-memoria-memoria-memoria-memoria-memoria-memoria)

(resultado:Nop. No la conozco.)

( y qué tengo que me mira así? )

...mientras sus ojos saltones esperan que le de una respuesta... con una tremenda sonrisa, y yo tratando de despertar...


Siempre que voy al starbucks y me toca elegir qué voy a tomar, me pierdo. Quizá el olor a café me desorienta, Quizá todo mi cuerpo se relaja al ver que finalmente llegué a la vertiente del preciado elixir que me permitirá permanecer varias horas más despierto y alerta...


...es en ese minuto en que me pongo a mirar los cartelitos de arriba, donde aparecen las bebidas de café y los precios...


(mmmMMmmmm ...a ver... qué tomo)
(puedo tomar un mocha blanco... nooo pero qué cosa más repetida.... veamos qué otra cosa podría ser)

(o un caramel machiato)

(y si tomo un café del día nomas...?)

(mmmMMmmm.. maldita sea... qué tomo)

(...algo nuevo....)

(damn. No hay nada nuevo aquí. es como la trillonésima vez que vengo).

(naaa. lo que sea... no quiero pensar más.. ¡estoy cansado! ¡quiero café!)


Yo: Ejem... a ver... qué me recomiendas?

Ella: blaablablablablabla... con frambuesa... o con crema irlandeeeesa... es super rico con crema irlandesa (con una coqueta sonrisa)

Yo(pensando): (zZZZzzzz.... Zzzzzz... a ver... naaaa... lo que sea, el mocha blanco de siempre... )


Ella: blaaa blaaa blaaa..

Yo: Ya, dame un mocha blanco con un extra-shot de café.

Yo(pensando): (p##a el w##n original... ¿hasta cuándo voy a seguir pidiendo lo mismo?)

Ella: ¿Cómo te llamas?

Yo(pensando): (prfff.... y yo ya me estaba ilusionando con que me conocías de otra parte... )

Yo: Daniel

Ella: cuánto?

Yo: ¡¡¡DANIEL!!! ahh y EXTRA CALIENTE.

Yo(pensando): (el café... obvio XD )

Ella: Algo más? (mientras escribe mi nombre en el vaso de café)

Yo(pensando): ("yes.. I need to ask you out", jajajaj... ...si claro... No puedo evitar pensar que todo esto es una farsa del porte de un camión.)

Yo: jejeje, no, nada mas.

Ella: Seguro? tengo un super rico blaablablablablablabla, o galletas de blaaaaaaa con bleeeee...

Yo: No, nada más por ahora.

Ella: Bueeeno.. serían $2450

Yo: ok...



"...etc..etc..."





Actitud Starbucks... ni te conocen y ya te tratan como amigo de toda la vida...

ESO es lo que no me gusta del Starbucks. Cuando siempre te tratan bien, no sabes cuando te tratan bien de verdad, y cuando es declaradamente hipocresía. Es un hecho que uno no puede andar contento TODOS los días del año, pero en el Mundo Starbucks parece que la tristeza no existe, y todos los empleados andan contento-e-hiperventilado todo el día. Serán los efectos secundarios de estar en contacto con tanto café todo el día?

Será que los jefes los mandan a ser buena onda, y poner caritas?

Será que efectivamente ellos son así, que la buena onda infinita les nace de adentro, y yo soy un completo reclamón sin arreglo?

(Antes de que piense eso, debo contar la experiencia que ya he tenido dos veces... voy, pido un café del día (sólo $950, creo que es el café más barato que venden allá) y no me preguntan ni el nombre ni nada, ahí está tu café y chao! nada de caritas ni conversa, como diciendo "Here's your coffee, you cheap bastard, ADIEU!")



...Preguntas aún sin responder... que quizá algún barista indignado responda aquí en el blog...

Bueno, eso es lo único que tengo en contra del Starbucks...

El otro día andaba cerca de un local y fuí solo... ...No tiene gracia.


La gracia es ir con amigos(as), y disfrutar una buena conversa, de verdad.

Es lo que he aprendido de quienes me han acompañado en esos trillones de veces tomando café ;)


15 Comments:

Blogger Vale said...

ja.., me gustó tu post.

En todo caso... con mi extensa experiencia en malls gringos (ya q a eso me dedico si voy de visita) te diré que allá TODAS las tiendas son así. (ie, estoy segura que es una ORDEN que tienen, el actuar asi) Si uno entra a CUALQUIER tienda, te saludan,
"Hola! Como te va el dia de hoy?"
con una sonrisa, como diciendote que el que tu entres a esa tienda los hace la persona mas feliz del mundo...
A veces le agregan mas conversación, comentarios sobre algo que estás mirando ("esa es mi falda favorita!, llegó ayer!"), etc..

A mi cuñada le encanta eso, me ha dicho que encuentra que son como "cálidos"... yo prefiero más honestidad y menos actuación.

En todo caso ya caché tu problema con las baristas, pero a mi no me afecta pq soy mujer :-P

martes, junio 20, 2006 11:39:00 p. m.  
Blogger Jose Miguel said...

Invitala a salir! como sabis si resulta :-D

martes, junio 20, 2006 11:56:00 p. m.  
Blogger Mechón Barsa™ said...

No te va a contestar un barista indignado, sino un barsita indignado...

A decir verdad, me cargan las falsedades. Te encuentro toda la razón respecto del tema. Nadie puede estar tan feliz y contento todo el día. Probablemente tengan algún método sicológicamente diseñado de desahogo en caso de que alguno de los dependientes tenga pena o rabia. No tengo mayores explicaciones...

... excepto que probablemente nunca trabaje en esa pega, porque no tengo la paciencia. Ya varios conocen mi carácter.

miércoles, junio 21, 2006 12:14:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Qué maravilloso tu post. Es lo mejor que he leído hoy. Te regalamos un cupón para la próxima vez que vengas a un Starbucks.

¡¡¡Nos vemos!!!

miércoles, junio 21, 2006 1:05:00 a. m.  
Blogger Nori said...

Pero si lo hablamos una vez po Danielin... te acuerdas? bueno, hablamos de que probablemente todos ahí han de tener un perfil similar y respecto a esa energía desbordante que a veces en efecto cae mal, yo cacho que se inyectan cafeína a la vena cada cierta cantidad de minutos atendiendo xDD.

A mí me molesta que me apuren, eso es lo que más me carga, que no me dejen pensar con tranquilidad lo que quiero... y encuentro que de los Starbucks a los que he ido, en el que tienden más a eso es el del centro >.< me carga! que atiendan a otro por mientras!.

Y respecto a lo de tu pensamiento para con la barista... that's so questionable content!

te quiero washeto lendo!


besitos!

miércoles, junio 21, 2006 1:09:00 a. m.  
Blogger Raul said...

Rayos, tengo que "poner a prueba" eso que dices del Starbucks...

Es conocida la mala suerte que tengo: siempre en todo local que voy me atienden mal :(

Recuerdo haber oido que por ejemplo, "La Piccola Italia" se caracterizaba por tener buena atención, sin embargo, todas las veces que he ido me han atendido mal, desde meseros que se agarran a garabatos delante tuyo, hasta el hecho de que me sirvan pan comido o que mi pedido haya llegado más tarde que el del último tipo que llegó media hora más tarde que yo...

Se muy bien que mi apariencia es infinitamente menos carismática que mis palabras... pero en mi defensa puedo decir que cuando he ido, a sido siempre sin trasnocheo y limpiecito :'(

Si hasta cuando me corté el pelo me atendieron mal!


:'(!!!!!!!!!!!

Quiero ir a un Starbucks, y pedir un brebaje que es 99.3% cosas que no son cafe, con nombres con muchas "ch", "tt" y "ss", y que me atiendan bien :$

miércoles, junio 21, 2006 1:12:00 a. m.  
Blogger Tama said...

mmmmmmmmmmm
si prefiero k me pregunten las cosas sin esa sonrisa hipocrita k tiene...como k se corchetean la cara...
te juro...me carga
solo he ido una vez a Starbucks y me agrado el tipo (en esos momentos no estaba pololeando) pero si me parecio extraño como su comportamietno...

pero no me molesta...aunk sea hipocrita...me gusta k me atiendan bien, lo que si molesta es que no me dejen pensar, es como cuando compro ropa y la mina k atiende te empieza a mostrar cosas que no te interesan y k kizas jamas en mi vida me pondria...pero asi es el trato

el rollo k tengo...son con las parvularias...te juro,...no se como pueden sonreir y tratarte con diminutivos despues de estar casi 8 horas o menos con 15 niños por sala...niños pekeños...noooo no lo entiendo....ademas me carga ese tonito k ocupan...asi como de ternura extrema...les enseñaran a hablar asi?? mmm
no se...pero es muyyyy extraño ver a esa gente feliz todo el rato despues de estar con esos infiernos chikos...

en fin

mi opinion bombom

nos tamos viendo


beshossssssssssss


chauz

miércoles, junio 21, 2006 1:22:00 p. m.  
Blogger Tama said...

jajaja
aclaro...
me molesta k sean hipocritas...
pero me gusta el buen trato
creo k se puede lograr
pero sin esa cara de dementes...

y aun no entiendo a la parvularias...ahhhh

miércoles, junio 21, 2006 1:24:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

mm...aun no he entrado a un Starbucks..de echo no recuerdo haber visto uno..creo ke aun no se cruzan x mi camino..o kizas no les he puesto atencion...

en fin..igual el cafe me da sueño.

jaja... Starbucks debe ser una rspecie de sucursal de HAPPYLAND...
o parte de...
ken sabe...sera un misterio x resolver.

cuidate
bye

miércoles, junio 21, 2006 8:36:00 p. m.  
Blogger Pandora said...

Es la actitud... no importando el local, la hora o lo que sea...

A mi me agrada, es como "utopico" de cierta forma... llegas, te tratan bien, te sonrien, nunca vez malas caras y disfrutas de un cafe (o lo que quieras) tranquilamente... para mi vale cada peso que pagas... claro, es que amo ese tipo de servicios ^^


Saludos

P.D.:... me cambie...
http://princessapnea.blogspot.com/

miércoles, junio 21, 2006 11:34:00 p. m.  
Blogger Underkarlos said...

Llevo un tiempo pensando que responder, básicamente pq el post me dio en varios puntos claves... pero bueno, intentemos algo.

Tengo por lo menos 3 puntos de vista al respecto: el personal, el profesional y el sico-sociológico.

Personalmente, me gusta ser bien atendido. Me gusta que, por más falso que sea, se cree la ilusión que hay alguien ahí al frente tuyo que te va a atender como si estuviera atendiendo a un viejo amigo. Más allá que muchos de las personas que atienden en el SB del centro ya me conozcan y haya "otro" tipo de "relación" (que si bien no es de amistad, puesto q sigue siendo client-customer, no es la misma que la relación con alguien que recién llega al mundo SB), me gusta que en toda tienda o local al que entre, haya alguien con algo distinto a una cara de culo kilometrica o con ganas de atenderte rápido y a locas pq le quedan 10 minutos o menos en el turno. Siempre me es bueno tener una sonrisa al frente.

Ahora, desde el punto de vista profesional, tengo más que claro (no por nada soy industrial) que si quieres ganar un cliente, tienes que atenderlo bien y hacer el mejor esfuerzo por fidelizarlo (básicamente pq es mejor cliente un cliente fidelizado) y en ese sentido, SB ha roto con el esquema de atención a cliente típico que existe en el país, porque se preocupa hasta el último detalle. Sin embargo, creo que a medida que alguien va haciéndose cliente frecuente, ese estilo empalagoso y sobre-excitado de atención podría ser contra-producente, por la simple razón que uno ya sabe a lo que va y como lo van a atender, por tanto, se debieran buscar otro tipo de relación client-customer (tal vez una relación un tanto más cercana y cómplice sería bueno). En el fondo, el modelo de actitud SB es muy (muuuuuuuuuy) efectivo en una primera instancia, pero después hay que modificarlo para mantener al cliente.

Finalmente, y un poco fuera de mi área, sico-sociologicamente hablando, encontrar un sonrisa, en una ciudad gris, llena de caras de amargura y poco felices creo que podría ayudar a sacudir un poco esa característica y darle un toque de alegría y color a la vida de, por lo menos, los que pasamos a SB. Y a la misma gente que trabaja en SB, les ayuda a mantenerse bien, mal q mal, es sabido que la liberación de sustancias y el estado físico y mental de una persona en estado "alegre" es mucho más beneficioso que en estado "no-alegre".

Ahora, más allá de la falsedad que el estilo pueda tener, busca justamente esto (q lo esbozé un poco más arriba), romper el esquema y generar discusión e interés por él... y me parece que lo logra con creces.

Ya... me cansé... Saludos!

UK-Ev.

jueves, junio 22, 2006 12:32:00 p. m.  
Blogger Raul said...

Continuando con lo que dice Underkarlos, eso seria agradable si sabes que es sincero.

En lo personal, como dice, preferiría que si ya los conozco, sean hasta un poquito más patudos y menos sonrientes, más auténticos tal vez, pues no me agrada recibir una sonrisa de alguien que considero más cercano que no sea sincera.

Aunque esté pagando por el café, no estoy pagando por la calidez que sé que es mentira, (o al menos, calidez no taaaaaan intensa)

jueves, junio 22, 2006 8:56:00 p. m.  
Anonymous Maca said...

Recuerdo que cuando trabajé, no me obligaban a ser buena onda, lo que pasa es que dentro de las empresas hay muchos insentivos que hacen que tu quieras trabajar, ahora de que un compañero trata de aserrucharte el piso es cierto.
En general los gerentes de lugares como cafés o locales varios son jóvenes y tratan de contratar gente que muestra real interes por tratar bien a los clientes y por su 'chispa' la inyección de vitalidad es siempre necesaria.
Y detesto cuando pasa una vendedora al lado mío me mira con cara de duda y sin plata y a la sra más vieja (mayor ya) va al tiro.
Arrrrghh

jueves, junio 22, 2006 9:48:00 p. m.  
Blogger Irene said...

Me tocaste la fibra sensible :)

Yo también tengo una relación amor/odio con Starbucks.

No me preocupa que sean amigables y alegres. Pero si que sorprende que estén siempre de buen rollo y como si estuvieran en una fiesta en vez de trabajando. Me chocó muchísimo..parecen felices trabajando en una simple cafetería..porque no nos engañemos:

Starbucks puede aparentar ser una cafetería chachi, con conexión a internet, musiquita ambiental chula, con muchas cositas para elegir tomar y muy fashion. Pero no es más que una SIMPLE cafetería que con la excusa de un buen marketing planificado y hacerte creer que es "un lugar especial" te cobran 8 euros por un jodido café que te podrías tomar en cualquier parte y quizás más bueno.

Eso es lo que odio de Starbucks. El marketing..Mis primeros conocimientos sobre Starbucks:

1)Leo en una revista: "Renee Swellzlegger" (o como se escriba) en una entrevista afirma: "yo solo tomo café de Starbucks, por favor" (...)¿Cuánto le habrán pagado a esa tía para que diga eso?

2) Comentario de un chaval pijo:
"ooh! me encanta Starbucks porque me puedo llevar el café en un vasito con tapa." (...serás jodido!! tómatelo allí como todo el mundo, no nos baciles aquí con tu café del Starbucks.)

3) Me voy a uno de mis locales preferidos,"Baggels" y descubro que ya no existe..Starbucks ha hecho una oferta millonaria al dueño del local y ahora hay un Starbucks en su lugar. (Qué cabrones.En la ciudad solo hay dos sitios que vendan baggels y me tienen que cerrar uno estos de Starbucks a punta de talonario..me tienen frita.)

Me tiré tiempo y tiempo odiando Starbucks hasta que entré en uno para analizarlo. Me replanteé un poquito mi odio.

mmm..tengo que confesar que son lugares cómodos, cálidos, con butacas, aislados del exterior. Pequeñas islas del café donde puedes relajarte y tener una amena charla con amigos. Sí, es cierto que algo de bueno tiene el Starbucks. Y otra cosa..no sé si también lo hacen a propósito pero los baristas también están buenos. Así que tenemos el mismo problema ;)

Saludos
PD Por cierto, me encantó tu blog. Ya me iré pasando.

sábado, junio 24, 2006 7:52:00 a. m.  
Blogger carolita said...

jajajaja...

acá una barista de starbucks.

sabes, cuando yo era clienta me pasaba lo mismo. pero lo que tiene starbucks, que no he podido encontrar en ingún otro lugar dconde he trabajo y por eso siempre termino volviendo, es que se pasa bien. obvio, no eres feliz todo el día, de hecho, yo me pasado varios turnos llorando cuando he terminado con algún novio o me doy cuenta que no me gusta la práctica o lo que sea. allá uno trabaja con amigos, y eso es bacán.

por mi parte, me encanta la gente así que saludar con una sonrisa creo que es lo menos que puedo hacer. quizá parece pauteado, pero soy de la teoría de que nos eligen porque somos naturalmente la respuesta a su pauta.

eso sería.
buen blog, a todo esto.

saludos!!

jueves, enero 18, 2007 3:23:00 p. m.  

Publicar un comentario




Backlinks:

<< Home