jueves, noviembre 24, 2005

...a las 23:17, otro nuevo hackeo fue lanzado a la red...

Voladas subiendo el cerro...

Como varios de ustedes saben, mi profesor guía en el magister es un Astrónomo, y trabaja en el Departamento de Astronomía de la FCFM, en Cerro Calán.

Cerro Calán queda en las condes, un pueblito(ahora comuna) que está junto a los cerros y el cielo... cuando uno llega allá arriba, se da cuenta que la canción tiene algo de verdad. Cerro Calán es bastante silvestre cuando uno va subiendo, y mientras uno sube se ven las haaartas casas, varias de ellas bieeen grandes... más grandes de lo que estoy acostumbrado a ver por donde yo vivo.

Me gusta manejar en Las Condes. Uno puede liberar todos los brutos instintos al volante, echarle el auto encima a todo el mundo, y nadie reclama, ni tocan bocinazos... En realidad, por allá, todo el mundo maneja así.

El otro día andaba vitrineando en el parque arauco, y como no encontré lo que buscaba, aproveché de pasar al alto las condes. Me di cuenta de algo que tenía en común la gente de los dos lugares. Casi nadie decía "Por favor" o "Gracias". En general, todos eran prepotentes... cuando el mall está medio lleno, típico que uno le pega sin querer a la gente; lo típico es escuchar un "disculpe" o por lo menos un "ah sorry", pero en serio, lo eché de menos en esos lugares.

Como que la gente anda enojona y prepotente... y como que saca lo peor de sí, en palabras simples, la gente se pone más maricona de lo que es.

Ahora, por extraño que parezca, yo encuentro que esa actitud viene de la inseguridad; se me ocurre que es por la inseguridad de que el otro tenga o sea más que yo, y por lo tanto trato de aparentar mucho mucho mucho más de lo que soy.

Que pasó con los modales que nos enseñaron desde chicos? acaso no se enseñan en el barrio alto? que pasó con las enseñanzas de "no seas egoista", o "tienes que compartir", y todo eso?

A veces creo que es por eso que la gente añora volver a ser como niños...

4 Comments:

Blogger Mechón Barsa™ said...

¡¡¡GRANDE DANIEL!!!

Echaba de menos tus posts sociológicos. Que bueno tenerte de vuelta por las ondas blogísticas.

Los modales que se enseñan desde chicos efectivamente se enseñan por acá en el barrio alto. Por ejemplo en mi caso. Seré muy deslenguado, pero soy un tipo muy correcto. Lo que sí veo es que cuando les diste plata a tus retoños se creen el hoyo del queque.

Ese es el fenómeno que ocurre por acá arriba. La gente se pone idiota al darse cuenta tempranamente de que puede tenerlo todo fácil. Al momento de toparse con algo que les resulte difícil, patalean, echan el auto encima, pierden los modales.

En los malls (ya que trajiste el tema a colación) es peor. A mí por lo menos me da un poco la sensación de que el resto de la gente es un obstáculo en mi camino (será porque en promedio camino más rápido que ellos). Ahora, igual corro el hombro cuando se aproxima algún despistado (o mala clase) que viene en curso de colisión hacia mí.

Y afírmate los pantalones, que se viene Diciembre, y ahí, al contrario de lo que debería pasar, la gente se pone AÚN más huevona que de costumbre. Es realmente deprimente.

Y respecto de lo de ser como niños... algunos lo asumimos como forma de vida. He dicho.

viernes, noviembre 25, 2005 2:19:00 a. m.  
Blogger Underkarlos said...

Caretas, máscaras, falsedad... en una palabra: mentiras.

No es que nunca yo las haya usado, de hecho es así, más de una vez he tenido que ponerme esas máscaras de indolencia y prepotencia, pero lo he hecho para protegerme del resto, no por prepotencia o por suplir una carencia. Sin embargo, es muy probable que ese efecto se presente sectorizado en lugares en donde las apariencias marquen tendencia y donde sea importante mostrar q tienes más q el que está a tu lado o donde la Ley de la Selva se impone más fuerte que en otros... me hace sentido esa idea.

Ahora, si esa es la razón por la cual la gente quiere volver a ser niño, lo dudo. Mal q mal, la competencia con el "otro" es mucho más marcada cuando uno es niño o adolescente (hay q ser top o morir en el intento... por más q yo esté en contra de aquello). Creo que la razón viene más por el lado de evadir responsabilidades de los actos que uno hace o que no hace, de lo que dice o no dice... evadir la responsabilidad por acción u omisión... pero para hablar de esto tendríamos que estar en el SB y con varias horas disponibles.

Saludos viejo!... visita mi blog tb ;)

viernes, noviembre 25, 2005 11:31:00 a. m.  
Blogger Vale said...

Yo creo... que todas las generalizaciones son malas. ;-)

viernes, noviembre 25, 2005 5:15:00 p. m.  
Blogger Nori said...

Lo de los tiempos navideños es iwal en todos lados.
Créeme que he estado trabajando por scout todos los diciembres de los últimos 4 años en malls de todo santiago y la prepotencia de la gente es atroz en todos lados, especialmente cuando, como buenos chilenos, se hacen las compras a última hora.
Los modales: he notado que para muchas de esas personas, los modales aparecen sólo cuando los papis están cerca, pero el resto del tiempo, nada.
Yo creo que los niños son crueles. Lo pasé bien, lo admito y me gusta ser niña, pero los niños son crueles, mucho, especialmente en el periodo 8-12 años... esa es una etapa de mi vida que preferiría no recordar.

bueno, eso no más po lolo
hace caleta que no escribías pequeño

nos estamos viendo por la vida, una vez que logre terminar con todo lo de la U.

besitos de kolorez!

martes, noviembre 29, 2005 9:00:00 p. m.  

Publicar un comentario




Backlinks:

<< Home